• Pável Zayas y Valeria Mata

Vivir en Chila de las flores



Chila de las Flores está situada al sur de la Mixteca poblana. El jeroglífico de su fundación significa "donde abundan los caracoles", a partir de las voces nahuas cili, caracolitos, y la, abundancia. Chila es un pueblo de migrantes desde principios de los años sesenta. Los mixtecos poblanos, particularmente los chileños, tuvieron una participación importante en la segunda etapa del Programa Bracero (entre 1951- 1964).

La mayoría de la población migrante de Chila se ha asentado en la ciudad de Nueva York, aunque también algunos migrantes han viajado a Illinois, en especial a Chicago, y a California, donde se asentaron en la zona metropolitana de Los Ángeles. En Queens, Nueva York, hay varios negocios que llevan el nombre del pueblo. El Taco Veloz, por ejemplo, ahora es una cadena de taquerías cuyo propietario es originario del pueblo de Chila.

En Chila se come rico. Algunos de los platos más conocidos por la comunidad son el mole poblano, mole verde, el adobo, el huachimole, las albóndigas, los chiles rellenos, el mole de olla, chilate, pozole, los ditazatos, las memelas de frijol, el pinole, el camarón con nopales, las pellizcadas, la barbacoa de chivo o de res y los tamales de carne de res. Dentro de la variedad de frijoles, en Chila se preparan: fritos, parados, martajados con hoja de aguacate, remolidos con epazote y con pata de puerco. En esta sección presentamos una serie de fotografías tomadas por las y los participantes del taller Comer y migrar con cámaras Kodak desechables. Todas las fotos buscan retratar la cotidianidad del pueblo de Chila de las flores. Encontramos sembradíos de maíz, árboles frutales, platos de comida casera, casas, o caminos recorridos diariamente.

Las fotos fueron tomadas por: Georgina Gatica, Asunción Bautista, Guadalupe, Alexis, Eduardo Bravo, Joel Flores.








Pável Zayas y Valeria Mata para PUEBLAYORK