• Audry Bustos

Performance, danza y disidencia del cuerpo



En el mundo de la danza hay diversas técnicas que nos llevan por diferentes experiencias. Pero el performance es la explosión de creatividad y de interpretación tanto para el espectador como para quien lo ejecuta: la riqueza del performance es justamente la libertad de interpretación y el universo de posibilidades interpretativas.


Es así como Carlos A. Velázquez desarrolla su quehacer artístico. Egresado de la UDLAP tanto en Ciencias de la comunicación como en Danza, encuentra en la expresión del cuerpo la mejor arma de comunicación.


Encuentra su inspiración en el movimiento. Desde el 2006 está residiendo en NYC., donde estudió su maestría en Coreografía por parte de la New York University (NYU). Pero su historia no empieza en Nueva York; desde muy temprana edad se introduce en el mundo de la danza en la ciudad de Puebla, donde nació. Su formación desde el folklore le hace entender los ritmos de México. Cuando entra a la universidad toma diferentes clases de danza, sin pensar que ahí conocería la danza contemporánea.

Rememora: "Encontrarme con la danza contemporánea me abrió un universo de posibilidades. Me llamó la atención la libertad de los bailarines, digamos que fue amor a primer performance. A la par de su formación en Ciencias de la Comunicación, empezó a tomar cada vez más clases de danza y terminó graduándose de ambas carreras, donde él ya sabía que su camino sería el del movimiento.


En Puebla, al terminar su carrera, funda la compañía 2Z donde su intención era promover la danza contemporánea hecha en dueto y en solista. Cuando emprende su camino a Nueva York no deja de trabajar con la compañía, pero esta vez desde la tierra que lo adoptaba. Años después decide reclutar a más miembros para la compañía de danza. En este proyecto se dedicaba de lleno a la coreografía, en lo que persistió por varios años hasta que las y los integrantes abandonaron Nueva York.


Su voluminosa corporalidad hace que su performance sea aun más impresionante. Carlos desafía las normas impuestas desde el cuerpo que habita, de cómo debe y como no debe de lucir un bailarín, de qué sí y qué no pueden abordar sus performances. El movimiento es movimiento en cualquier cuerpo, puede que se traduzca de manera distinta, pero el movimiento es lo que transmite desde el performance.


Performance- abstracción en movimiento.



Carlos ha participado con sus performances en diversos festivales importantes de danza en NYC, donde el reconocimiento sobre su manera de ver la danza ha sido aplaudida. Es un bailarín independiente, todo lo hace desde la autogestión de sus proyectos, ya que las instituciones que apoyan con estímulos muchas veces ven la danza contemporánea y el performance disruptivo en una escala menor dentro de esta escena. Sin embargo, gracias a bailarines y bailarinas comprometidos a resignificar el cuerpo y la danza para hacerla más incluyente y más libre como el movimiento que tan importante es en estos tiempos, la escena perfomancera en esta gran ciudad ha ocupado cada vez más espacios donde se construye desde la libertad y no desde las reglas recalcitrantes de lo que es y no es la danza para las instituciones.


En este momento, Carlos trabaja en solos, donde deja a libre interpretación del público su performance. No hace ningún tipo de introducción, tampoco hace nada que sea esperado o ya escrito. Así es como desde el performance decide tener un diálogo sin palabras con los espectadores, todo desde el movimiento y los sentimientos que genera este movimiento.


Les dejo unos fragmentos de sus performances, esperando que les cause alguna chispa de diálogo.


Performance- abstracción en movimiento.


Performance- abstracción en movimiento.


Performance- abstracción en movimiento.



Por Audry Bustos para PUEBLAYORK